Alianza GAVI: La oscura entidad de Bill Gates que controla a la OMS

Astrid Stuckelberger, una informante clave sobre Bill Gates, reveló ante un Comité de Investigación Alemán cómo la Alianza GAVI fue reconocida como una institución internacional. No paga impuestos, tiene inmunidad total, y dirige a la OMS entre bambalinas.

El Comité de Investigación Extraparlamentario de la Coronavirus en Alemania está desentrañando cómo la Alianza GAVI -y por su intermedio, Bill Gates- controla a la OMS. Este expediente es de vital importancia, ya que toda la respuesta a la pandemia mundial fue facilitada por la Organización Mundial de la Salud. Sus recomendaciones fueron seguidas estrictamente por prácticamente todos los gobiernos de la Tierra.

El siguiente dato es: ¿Quién controla a la OMS? La evidencia es bastante clara y sólida: Bill Gates se convirtió en el mayor financiador de la OMS cuando el entonces presidente Donald Trump retiró el apoyo de Estados Unidos el año pasado. Y Billa Gates parece controlar a la OMS a través de la Alianza GAVI.

¿Qué tiene Gates para beneficiarse del control de la OMS? Es la mejor inversión que ha hecho, con muchas decenas de miles de millones de dólares a través de su Alianza GAVI «sin fines de lucro». La supresión y censura de cualquier alternativa natural económica para COVID-19 tiene mucho sentido ahora. Las terapias naturales serían una seria competencia para las vacunas. Si todos supieran que estos remedios están fácilmente disponibles, son altamente efectivos y prácticamente gratuitos, ¿Quién arriesgaría su vida por una vacuna? Prácticamente nadie. Todo tiene sentido.

Todos los días estamos juntando las piezas del rompecabezas, y cuantas más piezas encajemos, más pronto verá la imagen más grande.

Astrid Stuckelberger: informante clave sobre la Alianza GAVI

Astrid Stuckelberger
Astrid Stuckelberger destapa los extraños privilegios de la Alianza GAVI en Suiza.

En julio de 2020, cuatro abogados alemanes fundaron el Comité de Investigación Extraparlamentario de la Corona Alemana (Außerparlamentarischer Corona Untersuchungsausschuss 1 ). 2 , 3 En el video de la audiencia Nº 42 del Comité de Investigación, los miembros fundadores, dirigidos por el Dr. Reiner Fuellmich4 entrevistan a Astrid Stuckelberger, Ph.D. Se trata de una informante de la OMS sobre Bill Gates y GAVI, la Alianza de Vacunas.

Stuckelberger se ha desempeñado como subdirectora del programa nacional suizo sobre el envejecimiento desde la década de 1990. Es la presidenta de la Red Internacional sobre el Envejecimiento de Ginebra, financiada por la OMS.

Según su biografía, 5 ella “es una experta reconocida internacionalmente en temas relacionados con la evaluación de la investigación científica para los formuladores de políticas, la capacitación en gestión de pandemias y emergencias y la optimización de la salud de la población”.

También es una autora publicada, con una docena de libros en su haber, así como más de 180 artículos científicos.

Durante los últimos 20 años, desde 2000, ha estado involucrada con la salud pública en la OMS y fue parte de su comité de ética de investigación durante cuatro años. En 2009, se involucró con las regulaciones sanitarias internacionales de la OMS.

Stuckelberger señala que todo el propósito de las regulaciones sanitarias internacionales de la OMS es preparar a los estados miembros para que estén preparados para una pandemia, para poder no solo prevenir brotes, sino también responder rápidamente cuando ocurre un brote. Sin embargo, la OMS ha estado previniendo y socavando activamente esta capacitación de preparación para una pandemia.

El centro de la corrupción: la Alianza GAVI dirige a la OMS

Según Stuckelberger, Suiza está en el centro de la corrupción, en gran parte gracias a que es la sede de GAVI, la Alianza de Vacunas fundada por Bill Gates. En 2009, la Alianza GAVI fue reconocida como una institución internacional y se le otorgó inmunidad general total. 6

GAVI tiene “inmunidad diplomática calificada”, lo cual es extraño, considerando que la organización no tiene poder político que justifique la inmunidad diplomática. Las cláusulas de inmunidad de GAVI van más allá incluso de las de los diplomáticos. La inmunidad de GAVI cubre todos los aspectos de la participación, incluidas las transacciones comerciales delictivas.

Pueden hacer lo que quieran”, dice Stuckelberger. La policía, por ejemplo, tiene prohibido realizar una investigación y recopilar pruebas si GAVI estuviera implicada en una investigación criminal. GAVI también está completamente exenta de impuestos, lo que Stuckelberger señala que es «muy extraño».

Esencialmente, GAVI es una organización no gubernamental (ONG) a la que se le permite operar sin pagar ningún impuesto. También tiene inmunidad total por cualquier cosa que hagan mal, intencionalmente o de otra manera. Esto no tiene precedentes y es particularmente perturbador a la luz de la evidencia: Stuckelberger afirma haber encontrado que GAVI está «dirigiendo, como entidad corporativa, a la OMS».

Los documentos citados por Stuckelberger muestran que la OMS ha asumido lo que equivale a un poder dictatorial en todo el mundo. El director general tiene el poder exclusivo de tomar decisiones, incluidas las decisiones sobre qué pruebas o medicamentos contra la pandemia utilizar, que todos los estados miembros deben obedecer.

El Estado-Nación de Bill Gates

Además, Stuckelberger descubrió que, en 2017, Gates solicitó ser parte de la junta ejecutiva de la OMS como un estado miembro. El motivo, parentemente es que les da mucho dinero. De hecho, su financiación supera la de muchos estados miembros individuales.

Dice Stuckelberger: «Es realmente increíble la idea de que un solo hombre tenga el mismo poder e influencia sobre la OMS que el de toda una nación». No hay evidencia de que a Gates se le haya otorgado oficialmente el estatus de estado miembro, pero uno se pregunta si no lo tiene extraoficialmente. Una cosa que despierta las sospechas de Stuckelberger es el hecho de que Swissmedic, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Suiza, ha firmado un acuerdo de contrato a tres bandas con Gates y la OMS. «Esto es anormal», dice ella. Parece que cuando no fue votado como un estado nación unipersonal, Gates creó contratos tripartitos con los estados miembros y la OMS, esencialmente colocándolo a la par de la OMS.

Entonces ¿es Gates el verdadero poder detrás de la cortina? ¿Le dice al director general qué hacer? Cuando se mira hacia atrás, Gates a menudo ha sido el primero en anunciar lo que el mundo debe hacer para abordar la pandemia. Luego la OMS sale con un mensaje idéntico, que luego es repetido por los líderes mundiales.

Como señaló Fuellmich, está quedando claro que muchas asociaciones público-privadas han sido secuestradas por el lado privado, y son inmunes a la responsabilidad. «Esto tiene que terminar», dice.

Definición modificada de Pandemia

En la entrevista, también destacan el papel de la OMS en preparar el escenario para una dictadura de la salud mundial al cambiar la definición de «pandemia». La definición original de la OMS, anterior a 2009, de una pandemia era: 7 , 8

«… cuando aparece un nuevo virus de la influenza contra el cual la población humana no tiene inmunidad, lo que resulta en varias epidemias simultáneas en todo el mundo con un enorme número de muertes y enfermedades».

La parte clave de esa definición es «un enorme número de muertes y enfermedades». Esta definición se cambió en el mes previo a la pandemia de gripe porcina de 2009.

El cambio fue simple pero sustancial: simplemente eliminaron los criterios de gravedad y alta mortalidad, dejando la definición de una pandemia como «una epidemia mundial de una enfermedad». 9 Este cambio en la definición es la razón por la que COVID-19 fue y todavía se promueve como una pandemia a pesar de que, en ningún momento, ha causado un exceso de mortalidad. 10 , 11 , 12

Ahora tenemos muchos datos que muestran que la letalidad del COVID-19 está a la par con la gripe estacional13 , 14 , 15 , 16 , 17 Puede ser diferente en términos de síntomas y complicaciones, pero la letalidad real es aproximadamente la misma. Sin embargo, nos dicen que el precio que todos debemos pagar para mantenernos a salvo de este virus es la renuncia a nuestros derechos y libertades civiles.

Al eliminar los criterios de enfermedad grave que causa una alta morbilidad, dejando la infección geográficamente extendida como el único criterio para una pandemia, la OMS y los líderes tecnocráticos del mundo pudieron engañar a la población mundial.

La OMS cambia la definición de Inmunidad Colectiva

La OMS también ha modificado radicalmente la definición de «inmunidad colectiva». La inmunidad colectiva se produce cuando un número suficiente de personas adquiere inmunidad a una enfermedad infecciosa que ya no puede propagarse ampliamente en la comunidad.

Antes de la introducción de las vacunas, toda la inmunidad colectiva se logró mediante la exposición y la recuperación de una enfermedad infecciosa. Con el tiempo, a medida que la vacunación se generalizó, el concepto de inmunidad colectiva evolucionó para incluir no solo la inmunidad natural, sino también la inmunidad artificial adquirida por una vacuna.

En octubre de 2020, la OMS cambió la ciencia tal como la conocemos, revisando este concepto bien establecido. En un movimiento orwelliano, eliminó por completo la inmunidad adquirida naturalmente.

Hasta junio de 2020, la definición de inmunidad colectiva de la OMS, estaba en línea con el concepto ampliamente aceptado para las enfermedades infecciosas durante décadas. Esto es lo que decía originalmente: 18

«La inmunidad colectiva es la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que ocurre cuando una población es inmune, ya sea a través de la vacunación o la inmunidad desarrollada a través de una infección previa».

La definición actualizada de inmunidad colectiva, que apareció en octubre de 2020, decía lo siguiente: 19

“La ‘inmunidad colectiva’, también conocida como ‘inmunidad de población’, es un concepto utilizado para la vacunación, en el que una población puede protegerse de un determinado virus si se alcanza un umbral de vacunación. La inmunidad colectiva se logra protegiendo a las personas de un virus, no exponiéndolas a él.

Las vacunas entrenan nuestro sistema inmunológico para crear proteínas que combaten las enfermedades, conocidas como «anticuerpos», tal como sucedería cuando nos exponemos a una enfermedad, pero, lo que es más importante, las vacunas funcionan sin enfermarnos».

Después de la reacción pública, la OMS revisó su definición nuevamente el 31 de diciembre de 2020, para incluir nuevamente la mención de infección natural. Ahora dice: 20

La ‘inmunidad colectiva’, también conocida como ‘inmunidad de la población’, es la protección indirecta contra una enfermedad infecciosa que ocurre cuando una población es inmune, ya sea a través de la vacunación o la inmunidad desarrollada a través de una infección previa.

La OMS apoya el logro de la «inmunidad colectiva» mediante la vacunación, no permitiendo que una enfermedad se propague a cualquier segmento de la población, ya que esto daría lugar a casos y muertes innecesarios.

La inmunidad colectiva contra COVID-19 debe lograrse protegiendo a las personas mediante la vacunación, no exponiéndolas al patógeno que causa la enfermedad.

 

La prueba de PCR ‘Intencionalmente Criminal’

Stuckelberger también sorprende al Comité de Investigación Extraparlamentaria de Corona al señalar que dos veces, el 7 de diciembre de 2020, 21 , 22 y el 13 de enero de 2021 23 , la OMS emitió alertas médicas para las pruebas de PCR. Advirtió el organismo que el uso de umbrales de ciclo alto (CT) producirá altas tasas de falsos positivos. También que el valor de CT debe informarse al proveedor de atención médica, y que los resultados de las pruebas se deben considerar en combinación con observaciones clínicas, historial de salud y otra información epidemiológica.

Sin embargo, desde el comienzo de la pandemia, ha impulsado las pruebas de PCR como la mejor manera de detectar y diagnosticar infecciones. Esto, dice Stuckelberger, lo convierte en intencionalmente criminal. Por cierto, la alerta de productos médicos 24 , 25 del 13 de enero de 2021 se publicó en línea el 20 de enero de 2021, pocas horas después de la toma de posesión de Joe Biden como presidente de los Estados Unidos.

En esta alerta, la OMS destacó que “la TC necesaria para detectar el virus es inversamente proporcional a la carga viral del paciente” y que “cuando los resultados de la prueba no se correspondan con la presentación clínica, se debe tomar una nueva muestra y volver a analizarla”.

También recuerda a los usuarios que «la prevalencia de la enfermedad altera el valor predictivo de los resultados de las pruebas», de modo que «a medida que disminuye la prevalencia de la enfermedad, aumenta el riesgo de falsos positivos». La alerta continúa explicando: 26

“Esto significa que la probabilidad de que una persona que tiene un resultado positivo (SARS-CoV-2 detectado) esté realmente infectada con el SARS-CoV-2 disminuye a medida que disminuye la prevalencia, independientemente de la especificidad declarada.

La mayoría de los ensayos de PCR están indicados como ayuda para el diagnóstico, por lo tanto, los proveedores de atención médica deben considerar cualquier resultado en combinación con el momento del muestreo, el tipo de muestra, los detalles del ensayo, las observaciones clínicas, el historial del paciente, el estado confirmado de cualquier contacto e información epidemiológica «.

Tener en cuenta los síntomas de un paciente y utilizar un recuento de TC científicamente defendible debería haber sido una práctica de rutina desde el principio. Simplemente no encajaba con la narrativa geopolítica.

Desde el inicio de la pandemia, la OMS ha recomendado utilizar un TC de 45, 27 , 28 , 29 que garantiza una enorme cantidad de falsos positivos, y por tanto de “casos”. Solo así es como mantuvieron en marcha la pandemia que provocaba miedo.

El consenso científico ha sido durante mucho tiempo que cualquier valor superior a 35 CT hace que la prueba de PCR sea inútil, 30 , 31 , 32 ya que la precisión será de un miserable 3% – 97% son falsos positivos. 33 Al recomendar finalmente CT más bajos y criterios más precisos para el diagnóstico, la OMS diseñó un final asegurado para el número de casos en el momento deseado. Casualmente, al día siguiente, 21 de enero de 2021, el presidente Biden anunció que restablecería el apoyo financiero de Estados Unidos a la OMS . 34

¿Vale la pena salvar a la OMS?

La OMS fue creada como una agencia especializada de la ONU, establecida en 1948 para promover la cooperación internacional para mejorar las condiciones de salud pública.

Ahora es indiscutible que la OMS está más allá de todo compromiso. Debido a su financiación, una gran parte de la cual proviene del «estado-nación unipersonal de Gates», no logra completar su mandato original. Peor aún, la OMS sirve a los amos corporativos y, a través de sus poderes dictatoriales, esencialmente está destruyendo, no mejorando, la salud del mundo.

En junio de 2010, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) emitió un informe 35 sobre el manejo de la OMS de la pandemia de 2009 de la nueva influenza A (H1N1), que incluía la recomendación de utilizar una vacuna acelerada que terminó causando discapacidad y muertes en todo el mundo.

PACE concluyó que “el manejo de la pandemia por parte de la OMS, las agencias de salud de la UE y los gobiernos nacionales condujo a un desperdicio de grandes sumas de dinero público y a temores y temores injustificados sobre los riesgos para la salud que enfrenta el público europeo”. 36

«La OMS sobrevaloró enormemente la gravedad de la pandemia” y la industria farmacéutica había influido en la toma de decisiones de la organización, afirmación que también hicieron eco otros investigadores. 37 , 38 , 39 , 40 , 41

La Asamblea formuló una serie de recomendaciones, incluida una mayor transparencia, una mejor gobernanza de la salud pública, salvaguardias contra la influencia indebida de intereses creados, financiación pública de la investigación independiente y, por último, pero no menos importante, que los medios de comunicación «eviten el sensacionalismo y el alarmismo en el público dominio de la salud». 42

Reiner Fuellmich, nuevo tribunal de Nuremberg
Reiner Fuellmich

Ninguna de esas recomendaciones se siguió y, en todo caso, la mala gestión de la salud pública por parte de la OMS, gracias a las asociaciones público-privadas con ONG como GAVI, solo ha empeorado. Los expertos de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Instituto de Salud Global de Harvard han señalado, hace años, que la OMS ha erosionado tanto la confianza que se necesitarían reformas radicales antes de que pueda asumir un papel de autoridad. Sin embargo, la corrupción se enconó y se propagó, y la OMS se convirtió en un centro de poder para el estado tecnocrático profundo que busca asumir el poder y el control sobre todas las naciones.

Como señaló Fuellmich, probablemente debamos analizar detenidamente la OMS y la ONU, y decidir si vale la pena salvarlas.


Fuentes y Referencias: Por el Dr. Joseph Mercola

Artículo original de Joseph Mercola. Traducido por Trikooba. Resumido por Diario de Vallarta y Nayarit.

🔎 | Articles.Mercola

Comentarios en Facebook

Autor: Redacción de Diario de Vallarta & Nayarit

Redacción de Diario de Vallarta & Nayarit. Noticias de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas. Reportando desde el paraíso!

Comentarios en Facebook

1 comentario

¿Cómo es que un diario local tiene informcaión tan importante que debería estar en todos los medios de comunicación? — Excelente Articulo un muy importante resumen de la situación y la corrupción detras de esta Plandemia!!!… Saludos!!!

Deja una respuesta

*