Deepfake

Qué es la tecnología Deepfake y por qué se piensa que algunos presidentes la utilizan

El Deepfake es una técnica de inteligencia artificial que permite editar vídeos falsos de personas que aparentemente son reales, utilizando para ello algoritmos de aprendizaje no supervisados.

Fuente: Vision Times en español

En menos de 6 años, el desarrollo de la inteligencia artificial puso a disposición de casi cualquiera la posibilidad de crear imágenes falsas indistinguibles de la realidad y muchos internautas incluso desconfían de las apariciones de algunos presidentes -como Joe Biden- insistiendo que son montajes creados por computadora.

‘Deepfake’ es un acrónimo del inglés formado por las palabras fake, falsificación, y deep learning, aprendizaje profundo. Es una técnica de inteligencia artificial que permite editar vídeos falsos de personas que aparentemente son reales, utilizando para ello algoritmos de aprendizaje no supervisados.​ El resultado final de dicha técnica es un video ficticio, aunque muy realista.

La semana pasada se hizo viral un video del presidente Joe Biden en el que sus ojos se ven dilatados y sin pestañear durante al menos 40 segundos, por lo que varios usuarios de redes sociales dijeron que podría tratarse de deepfake.

También otros hicieron una comparación entre dos videos publicados con horas de diferencia entre uno y otro, mostrando discrepancias notables en el aspecto del presidente, el color de su piel y hasta su voz.

El posteo del músico Five Times August con esta comparación, obtuvo más de 11 mil retuits y más de 40 mil reacciones en Twitter, hasta el momento de la publicación de este artículo.

Debido a la viralización de estos videos y las distintas teorías, los verificadores de hechos se apresuraron a desmentir los rumores y dijeron que fue por el efecto de la iluminación que se consiguieron esos dos Biden tan diferentes.

Asimismo, se ha dicho que el presidente ruso Vladimir Putin ha utilizado esta técnica de inteligencia artificial. Según el medio británico The Mirror, quien se hizo eco de informantes rusos en Telegram, indicó que -en el mes de mayo- el mandatario se sometió a una cirugía «exitosa» de cáncer, por lo que el Kremlin usó tecnología «deepfake» para fingir que todavía estaba trabajando.

Por su parte, el Kremlin siempre ha manifestado que Putin goza de buena salud.

¿Cómo detectar un deepfake?

A menudo los deepfakes tienen errores en la estructura de los rostros. Eso se debe al hecho que se crean a partir del reemplazo de partes del rostro original con imágenes faciales sintetizadas. Debido a que las personas tienen estructuras de la cara diferentes, la tecnología de los deepfakes no acaba de conseguir garantizar que todos los puntos de referencia identificados por la computadora se alineen correctamente.

Otros elementos de identificación son el hecho que los videos creados artificialmente acostumbran a ser demasiado perfectos en cuanto a imagen, produciendo así que les falte aquellas imperfecciones de los vídeos grabados de verdad en el mundo físico real. 

Sin embargo, la mayoría de la gente no podría identificar un deepfake. Según la empresa de ciberseguridad y privacidad digital Kaspersky, en México el 72 % de las personas desconoce qué es un deepfake. Asimismo, 3 de cada 5 personas (un 62%) admite no saber reconocer cuándo un video ha sido editado con esta tecnología.

El contenido digital sintético puede incluir cualquier cosa, desde una imagen o video en el que una persona u objeto es manipulado visual o audiblemente para decir y hacer algo que está fabricado. En el caso de la cuenta de TikTok @deeptomcruise, el editor belga Chris Ume usó una combinación de efectos visuales y software de edición para hacer que el actor Miles Fisher se viera casi idéntico a Tom Cruise.

Los expertos coincidieron en que la edición está muy bien pulida y lograda. Ume -su creador- utilizó el video para concientizar sobre los posibles peligros del deepfake. 

Los deepfakes aparecieron por primera vez a finales de 2017, justo en el momento en que la confianza de la gente en los medios ya se estaba desmoronando. 

Artículo

Autor: Paloma Rocío Guevara

1 comentario

Deja una respuesta

*